Reproducir vídeo

¿Qué es el dinero en realidad?


– Transcripción del vídeo de YouTube


Hoy quiero romper muchas creencias sobre el dinero.

La primera creencia con la que quiero romper es que…

El dinero no es malo ni bueno, es neutral.

Es simplemente una herramienta, ni mala ni buena.

El segundo concepto que quiero desarrollar es que…

El dinero, simple y llanamente, es un amplificador de quién eres.

O sea, si eres una persona de puta madre, con unos valores cojonudos, pues el dinero lo que va a hacer es amplificar quien tú eres.

Pero si, por el contrario, eres un capullo integral y tienes unos valores muy bajos, de muy baja vibración, y no tienes un aporte al mundo, a la sociedad… Tus intereses son meramente egoicos o superficiales… Sin un bien mayor para la comunidad… O simplemente que estás con un estado de conciencia muy pequeño…

Pues bueno, simplemente es eso. El dinero es un amplificador de quien tú eres. Ni más ni menos. Tan sencillo como eso.

La tercera creencia sobre la que quiero hablar respecto al dinero:

El dinero, por un lado, es un amplificador (como ya hemos dicho) de quién eres. Y por otro…

Es un multiplicador de posibilidades.

Sí a día de hoy, en tu día a día, tus posibilidades son éstas… En relación a tu momento actual, tu trabajo, pues el proyecto que quieres montar o poner en marcha… Si en tu situación actual tus posibilidades son éstas, te aseguro que con dinero esas posibilidades se multiplican. Se multiplican una barbaridad.

Si es que el dinero bien utilizado es una herramienta alucinante.

El cuarto concepto que quiero tocar es el siguiente:

Estoy cansado de haber escuchado durante muchos años a mi alrededor, e incluso haberlo creído yo mismo, que…

«El dinero no sólo es malo, sino que las personas que han tenido dinero seguro que lo han ganado de forma no honrada.»

«Seguro que lo han robado… A alguien se lo habrán quitado…»

Nos decimos a nosotros mismos, y escuchamos a nuestros padres, frases tipo: «Prefiero ser pobre pero honesto». Cosas así. Y eso son barbaridades que van en contra de nuestro desarrollo personal, de nuestra prosperidad, nuestra abundancia, nuestro potencial.

Estoy cansado de ese tipo de cosas.

Por otro lado, una cosa que también me molesta mucho es que:

Si quieres tener dinero… Si quieres evolucionar respecto al dinero… Crear dinero… Dicho de otra forma:

Si te gusta el dinero, no eres espiritual

Eres una persona material. Eres superficial. «Hay cosas más importantes en la vida…»

Todo eso son excusas. Todo eso son limitaciones que no son necesarias. El dinero, como he dicho al principio, no es ni bueno ni malo. Es una herramienta y es neutral. Es según tú la utilices.

Y el dinero, siendo un multiplicador de posibilidades y un amplificador de quién eres, si es que bien utilizado, bien invertido, es impresionante lo que puedes hacer con dinero.

Y todos deseamos un estilo de vida, una forma de vida, que os aseguro que sin dinero muy difícilmente vais a tener. El dinero es necesario.

En el mundo en el que vivimos, es la mejor herramienta que podéis tener para conseguir cualquier cosa que queráis

O para ofrecer al mundo lo que queréis ofrecerle.

El dinero simplemente abre puertas, pero abre puertas de una manera impresionante.

Miguel Libre

Por eso no me gusta que digan: «Si te gusta el dinero, si quieres tener dinero en tu vida», pues a ver qué valores tienes… No eres espiritual… Hay que vivir sencillo, humilde… Pues sí, la sencillez y la humildad son la hostia, pero es que el dinero también.

Y no por eso soy material, superficial… Etcétera, X, X, lo que me queráis decir…

Me da igual.

Y a día de hoy, me quiero curar muchas cosas, pero el dinero es una de mis prioridades. Porque sé lo que puedo hacer con dinero:

  • Me va a amplificar todo eso que quiero conseguir.
  • Me va a reducir los tiempos de alcanzar eso que quiero.
  • Me va a facilitar. Me va a dar comodidad.

Cuánto mejor me sienta, mejor voy a hacer mi aporte al mundo.

Mejor voy a desarrollar lo que quiero desarrollar.

O sea, el dinero es que nos facilita la vida a muchísimos niveles, nos potencia muchísimos niveles.

La idea es no sólo vivir bien, que nos cubra lo básico, sino invertirlo para nuestro proyecto, para las cosas que queremos hacer…

Siempre hay que pensar un poco en los demás, en la comunidad. Todos somos uno. Pues mejorar un poquito el planeta, el mundo, con nuestro aporte particular. Con nuestra diferencia particular. Con nuestro granito de arena particular.

Entonces, en ese sentido y para que no perdamos el punto de vista que para mí es clave, quiero trasladaros esta frase que a mí me llegó mucho en su momento. La frase es la siguiente, y es un colofón para este vídeo yo creo que perfecto:

Quien no vive para servir, no sirve para vivir.

Ya está. Si es que la vida es servicio.

Y una vez que encuentras tu propósito, no sirves. Es que te estas dando a ti porque es lo que te apasiona. Y como es lo que te apasiona, lo das, y lo das y lo das… Lo das en abundancia porque estás vibrando en gratitud. Estás vibrando en abundancia…

Encima la gente valora lo que haces, te da un feedback, te da un agradecimiento de vuelta. ¿Qué mas quieres? Si es que es tan sencillo como eso.

Para terminar, quiero finalizar con esta reflexión:

Si te gusta el dinero, no es que seas menos espiritual, material, consumista… No, porque…

A mí me encanta el dinero. Quiero muchísimo dinero mi vida.

Miguel Libre

Que por supuesto ahora no tengo. Estoy poquito a poco haciéndolo. Estoy poquito a poco luchando con esas creencias limitantes que toda mi vida he heredado de la sociedad, de mis padres…

Estoy quitándome esas creencias negativas del dinero, para entrar en una nueva realidad en la que el dinero va a ser un potenciador de quién yo soy, un amplificador de mis proyectos, un multiplicador de posibilidades. Y ya está.

Miguel Libre

Si es que el dinero no es malo ni bueno. Es como tú seas.

 


– Si quieres comentar, hazlo en el vídeo de YouTube