Reproducir vídeo

¿Conectar o desconectar? Esa es la cuestion


– Transcripción del vídeo de YouTube


En este vídeo quiero hacer una microrreflexion sobre una expresión que todos hemos utilizado muchas veces, y es:

La necesidad de irnos un fin de semana, un puente, unas vacaciones a desconectar.

¿Desconectar?

Si afinamos y miramos con detalle la expresión, esa expresión de desconexión, no es más que una llamada a gritos para conectar con nosotros mismos, no desconectar. Lo que venimos deseando con todas nuestras fuerzas es conectar con nosotros mismos en momentos tan sencillos como:

  • Caminar descalzo por la playa.
  • Tomar el sol.
  • Estar en una terracita tomándote un café charlando tranquilamente con tu pareja…

Eso es la vida. La vida es tan sencilla como eso. Eso es la sencillez de la vida, la sencillez de vivir.

Hemos perdido eso.

De lunes a viernes, estamos con millones de tareas que nos autoexigimos de una manera bárbara…

Con rutinas…

(Me hace mucha gracia lo de las rutinas matutinas. En YouTube hay un montón de vídeos, yo haré uno sobre mi rutina matutina, y vais a alucinar porque sólo tiene un elemento.)

El forzarnos a hacer millones de cosas… Tantas cosas que nos exigimos. Estamos en trabajos que, en general, no nos hacen felices. Llevamos unos ritmos bárbaros…

A los niños no sólo les llevamos al colegio, sino que les apuntamos a miles de clases extraescolares… No tienen tiempo para nada. Están autoexigidos al límite.

Cuando vivir es lo más sencillo del mundo.

Y para conectar con nosotros, no desconectar, sino conectar…

Lo que necesitamos es tranquilidad, tiempo para observar.

Yo ahora mismo. Simplemente estar en esta roca. Escuchar los pajaritos. Escuchar esa moto de fondo que está haciendo motocross, por aquí, por la zona.

Lo que sea.

Cualquier momento es bueno para sentir la tierra. Sentir el calorcito del sol. Respirar.

No queremos desconectar.

Os aseguro que no queréis desconectar. Lo que queréis es conectar con vosotros mismos.

Con vuestro niño que le tenéis enterrado. Dejar al niño adulto de tantas tareas. Tantas exigencias. Tantas cosas urgentes.

No hay nada urgente. Lo único urgente es vivir. Vivir sencillo. Conectar con nosotros mismos. Eso es iluminarse. Eso es estar presente. Eso es meditación. Conectar con nosotros.

Miguel Libre

Y en vacaciones solemos tener tiempo, y es que es eso lo que nos hace feliz. O sea…

Lo que hay que ser es rico en tiempo.

Quien es rico en dinero pero trabaja 12 horas al día, 14, 10, 16… No tiene ningún sentido. Lo que queremos es tiempo. Y exprimir nuestra vida con los momentos sencillos que nos hacen felices.

No queremos desconectar. Queremos conectar con nosotros. Con la gente que nos rodea, con nuestras pasiones, con nuestro niño.

Desconectar es una huida.

Entonces, ese es el problema. Que nos vamos de puente, nos vamos de vacaciones con una ansiedad, una necesidad de:

«Ah, ah, ah… Necesito desconectar.»

No. No necesitas desconectar. Necesitas conectar. Volver a lo sencillo. Volver a tus valores. Volver a tu niño.

Miguel Libre

Y nada. Pues, simplemente quería hacer este video tan sencillo, haciendo esta pequeña reflexión. Este era el vídeo que quería hacer.

Sólo quería lanzar al aire esa idea, esa reflexión sobre… Conectar. Desconectar.

¿Qué es lo que realmente estamos haciendo cuando nos escapamos esos días?

¿Estamos desconectando de lo que no nos gusta? ¿O estamos conectando con nosotros?


– Si quieres comentar, hazlo en el vídeo de YouTube